El Peronismo

Espacio Joven 17 de octubre de 2017 Por
¿Al borde de su extinción?
peron-y-macri

Nota de Opinión

El Expreso Judicial es un medio de información abierto a la comunidad. Una de las secciones más leídas es Espacio Joven, donde escriben estudiantes secundarios del Colegio La Salle.
En esta oportunidad Guido Robertazzi Matilla nos escribe sobre uno de los movimientos políticos más importantes de la Política Argentina y si su actual situación. Una nota para entender cómo ven la política nuestros jóvenes.

"El peronismo atraviesa su peor crisis desde la recuperación de la democracia". Así expreso, días atrás, el Jefe de Bloque en el Senado del PJ, Miguel Ángel Pichetto. Y puede que esté en lo cierto.

En las PASO de Agosto, logro ganar solo en 8 de los 24 distritos electorales. En la provincia de Buenos Aires, madre de todas las disputas electorales, Florencio Randazzo (su candidato puramente peronista) no llego al 6% . Algunos dirán “pero Cristina Kirchner es peronista y saco 34 puntos en Buenos Aires”. No y sí. Un importante sector del partido no la quiere ni ver, y el núcleo duro de CFK se declara primero kirchnerista antes que peronista.

Con la doctora Kirchner aun viva en la escena política argentina, el peronismo incrementa su grieta interna. Hoy en día nos cuesta ver una figura conductora. Que Gioja, CFK, Massa, Randazzo, Scioli. No hay un nombre que logre reunir al colectivo justicialista. No existe hoy en día un liderazgo marcado dentro del partido. En cambio, cada vez hay más fragmentación dentro del partido. Una clara señal de esto fue la salida del diputado Diego Bossio, ex – titular del Anses, y otros 13 legisladores del bloque del Frente para la Victoria en 2016.

Si a todo esto le sumamos la falta de nuevos dirigentes, jóvenes y frescos dentro del partido, el justicialismo se encuentra en un estado sumamente crítico. Solo una figura puede calificar como joven ascendente, que es la del gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey. El flamante marido de la actriz Isabel Macedo es, hasta ahora, el único joven con aspiraciones presidenciales para 2019. El resto, son figuras repetidas, viejos zorros de la política.

Sin embargo, no debemos caer en el fatal error de dar por muerto a los seguidores del general Perón. Si hay algo que ha logrado hacer, es resurgir. El tema es ver cómo, con qué dirigentes. Pero mientras tanto, tenemos un PJ dividido entre los que quieren retomar los orígenes y los que ven a Cristina como la líder del partido.

Pero del otro lado de la vereda política están los que descorchan champagne ante esta situación. La gente de Cambiemos no pueden tener un mejor panorama. Con el peronismo dividido, tienen al asecho un caudal de votos que, si este estuviera unido, sería absolutamente del PJ. Pero, al haber por lo menos 4 grandes fuerzas que responden al justicialismo (Unión Ciudadana, Cumplir, Compromiso Federal y 1Pais), le permiten al oficialismo posicionarse en los primeros puestos electorales.

Cambiemos, al contrario de lo que parece, juega todo el tiempo a realzar y mantener viva la figura de la ex presidenta. Es la manera de mantener la fracción peronista. Un peronismo fuerte y unido puede ser la peor pesadilla. Por eso mantienen viva la grieta, y que su mayor rival no pierda fuerza, pero tampoco gane la suficiente como para imponerse  en los comicios.

Es imposible vaticinar que pasara en la interna peronista. Lo único cierto es que el peronismo tiene dos caminos: O se replantea seriamente una renovación o asume la extinción política. La fragmentación es negocio solo para quienes no integran el partido. Habrá que esperar hasta los resultados del 22 de octubre para empezar a hablar de quien será el encargado de conducir el partido, pensando en las presidenciales de 2019, que supo fundar Juan Domingo Perón allá por 1946 ¿Qué pensaría el general si los viera?

Te puede interesar