El defensor del pueblo porteño realizó criticas por el aumento en las tarifas de electricidad

Sociedad 20 de noviembre de 2017 Por
Alejandro Amor,  fijo su posición en la audiencia pública convocada por el ENRE para analizar la nueva tarifa del servicio público de luz.
amor

El Defensor del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, participó la semana pasada en la audiencia convocada por el ENRE para definir la nueva tarifa de luz.

En ella deslizó una serie de críticas hacia el aumento del servicio y remarcó el rol de las Defensorías y su obligación de resguardar los derechos de las personas.

Manifestó su preocupación por la situación de los electrodependientes y la tramitación de sus beneficios tarifarios. Al respecto sostuvo que el Ministerio de Salud, en caso de duda, debe otorgar siempre el benefició porque lo que está en juego es la vida de las persona.

En cuanto a la tarifa social afirmó que los kilovatios otorgados en el pack gratuito son insuficientes. Y dio como un ejemplo evidente, que las personas con menor capacidad económica son precisamente las que poseen los electrodomésticos más viejos y por ende los que más gastan. Por ello reclamó que se aumente la cantidad de kilovatios otorgados para la tarifa social.

Sobre las viviendas indicó que aquellas que son más precarias, resultan ser las más expuestas tanto al frío como al calor.

También se refirió a los adultos mayores que teniendo jubilaciones hasta el equivalente a dos salarios mínimos, pueden acceder a la tarifa social. Para ellos pidió que se revise el criterio aplicado y se amplíe el beneficio.

Al hablar de las empresas prestatarias del servicio, reclamó que realicen las inversiones que les corresponden hacer, cumpliendo con la resolución del ENRE y que este a su vez las controle.

Pidió además que se respeten los principios del fallo de la Corte Suprema en el tema tarifas: previsibilidad, gradualidad, razonabilidad y no confiscatoriedad.

Por último, planteó que  los precios de las tarifas deben actualizarse antes de que se discutan las paritarias de los trabajadores, porque ése es el único lugar donde los trabajadores pueden pelear para cuidar sus ingresos y su calidad de vida.

La audiencia se llevó a cabo  en el Palacio de las Aguas Corrientes del barrio de Balvanera, en avenida Córdoba y Ayacucho.

Te puede interesar