No podrá impartirse religión como parte de los planes de estudio en las escuelas públicas de Salta  

Judiciales 14 de diciembre de 2017 Por
La Corte Suprema declaró inconstitucional la ley provincial de educación en cuanto impone la enseñanza religiosa dentro del horario de clases.
corte

La Corte Suprema de Justicia de la Nación declaró la inconstitucionalidad de la ley de educación de la provincia de Salta en cuanto impone la enseñanza religiosa dentro de los planes de estudio y en horario de clases. Asimismo invalidó la obligación que regía sobre los padres de manifestar en forma fehaciente si deseaban que sus hijos recibieran educación religiosa.

El fallo del Máximo Tribunal contó los votos de su presidente, Ricardo Lorenzetti, y de, Elena Highton de Nolasco y Juan Carlos Maqueda.

En disidencia parcial votó el juez Horacio Rosatti, quien entendío que la norma es constitucional, aunque exhortó a la Provincia para que adopte las medidas que sean conducentes para adaptar los contenidos curriculares de la materia y cesar con la enseñanza religiosa dentro del horario escolar.

El juez Carlos Rosenkrantz, se excusó de intervenir en la causa porque era miembro de la Asociación por los Derechos Civiles, coactora en estas actuaciones, al momento de promoverse la acción de amparo.

En su fallo la Corte entendió que el artículo 49 de la Constitución provincial es válido, en tanto establece el derecho de recibir en la escuela pública educación religiosa que esté de acuerdo con las convicciones de los padres o tutores de los alumnos.
Por el contrario consideró inconstitucionales el inciso “ñ” del artículo 27 de la educación salteña N°7546 y la Disposición N°45 de la Dirección de Educación Primaria provincial.
La primera por imponer la instrucción religiosa en horario de clases y como parte de los planes de estudios, además de necesitar el aval de la autoridad religiosa en sus contenidos y habilitación docente.

Y la segunda por obligar a que los ´padres llenes un formulario en donde manifiesten si desean que sus hijos reciban educación religiosa, y en caso afirmativo, en qué creencia desean ser instruidos.

Se afirmó que la norma debe invalidarse cuando pone en situación de inferioridad a un sector de la población respecto a un grupo determinado, porque de lo contrario la situación de discriminación se repetirá una y otra vez, a pesar de invalidarse las prácticas puntuales discriminatorias.
Sobre la cuestión de obligar a revelar sus creencias religiosas, se indicó que la Constitución establece un ámbito en el que cada individuo es soberano para tomar decisiones libres sobre el estilo de vida que desea. Por ende, aceptar que alguien sea obligado a revelar dichas creencias, es abrir una grieta en el sistema de derechos fundamentales.

La Corte recordó en su fallo que la Constitución Nacional establece la igualdad de oportunidades sin discriminación en el acceso a la educación. Y sostuvo que en la escuela pública resulta necesario que se pueda acceder a una formación neutral, en la que sean explicadas las religiones como fenómenos históricos y culturales, sin que en esa explicación introduzca preferencias de una creencia sobre otra.

Pero lo que sí admitió el Máximo Tribunal es que pueda darse  educación religiosa fuera del horario de clases para todos aquellos que deseen recibirla.

Por su lado el juez Rosatti consideró, en su voto disidente, que  el carácter no obligatorio -y por tanto renunciable- del derecho a recibir educación religiosa por parte de los alumnos no impide que la materia “religión” integre el currículo, pero si impide la exigencia de su cursado forzoso y, consecuentemente, la necesidad de su aprobación y la obtención de una calificación que incida sobre el promedio general del educando.

El magistrado sostuvo que debía ser resguardada la libertad de no manifestar la posición frente a la religión de quienes no quisieran hacerlo y que la enseñanza religiosa debía evitar el ritualismo obligatorio y la catequesis durante la jornada escolar, pues esta actividad no es propia de la escuela pública sino del templo.

Como consecuencia de lo dicho, el juez Rosatti sostuvo la constitucionalidad del art. 49 de la Constitución de la Provincia de Salta y de los arts. 8, inc. m, y 27, inciso ñ, de la ley de educación provincial nº 7546, en la medida en que la enseñanza de religión se lleve a cabo por medio de programas, docentes, pedagogía y bibliografía que difunda las distintas posiciones frente al hecho religioso y propicie en los educandos el hábito de respeto y tolerancia.

Exhortó al Ministerio de Educación de la provincia de Salta para que instrumente las medidas necesarias para adaptar los contenidos curriculares de la materia y disponga el cese de todo rito religioso durante la jornada escolar. Y a que se controle socialmente el  respeto por la tolerancia y pluralidad religiosa y de pensamiento, sin discriminación alguna.

Para acceder al fallo de la Corte Suprema, ingrese a través del siguiente link:

http://www.cij.gov.ar/nota-28821--La-Corte-Suprema-resolvi--que-en-Salta-no-podr--darse-educaci-n-religiosa-en-las-escuelas-p-blicas-en-el-horario-escolar-y-como-parte-del-plan-de-estudios.html

Fuente:  Centro de Información Judicial

Te puede interesar