Se desarrolló el primer medicamento 100% argentino para tratar la fibrosis quística

Salud 02 de febrero de 2018 Por
Gracias a dos grupos de investigación, hoy se comercializa un medicamento 100 por ciento argentino.
remedios

El medicamento fue realizado por la compañía farmacéutica de capitales nacionales “Gador” y el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI). Permite tratar la fibrosis quística, a un costo significativamente inferior que su par importado.  
La noticia a resaltar es que fue desarrollado enteramente en el país y que además de mejorar los síntomas de las personas que padecen fibrosis quística, actúa sobre la base clínica de la enfermedad.

La fibrosis quística, es una enfermedad genética hereditaria, que aquellos que la padecen deben tomar distintas medicaciones los 365 días del año. La misma, altera el normal funcionamiento de las glándulas de secreción. Siendo causal de daños en distintos órganos, principalmente en el aparato respiratorio, páncreas e hígado.

Por esta razón, es muy frecuente la afección de los pulmones en personas que la padecen. Ya que “al modificarse la fluidez de las secreciones, éstas dejan de actuar como barrera de defensa ante las infecciones”.

Cabe destacar que el medicamento importado, siendo la única opción para tratar esta patología que afecta a 1 de cada 7 mil recién nacidos, se da bajo un régimen especial, con largos y costosos trámites, generando en muchos casos la indisponibilidad en el país.

“El INTI nos dio la llave para lograr el desarrollo de uno de los dos ingredientes activos de la formulación que sintetizamos en nuestro laboratorio; se convirtió así en un eslabón clave dentro de la cadena productiva”, dice Dora Tombari, gerente de Investigación, Desarrollo y Producción Farmoquímica de Gador.

“Uno de los principios activos requería un procesamiento especial, con una tecnología que no teníamos, y eso nos generó inicialmente la sensación de que el proyecto no era posible”, señala Nélida Mondelo, gerente de Investigación y Desarrollo de Gador.

“Para nosotros ha sido esencial el trabajo con el INTI, porque teníamos que sugerir a nuestra compañía la compra de un equipo muy costoso, su instalación y la capacitación de la gente para usarlo. No podíamos hacerlo sin una prueba de que el proyecto era viable”, dice Mondelo.

“Mediante una tecnología que manejamos desde hace mucho tiempo pudimos transformar la forma cristalina de un principio activo que la empresa Gador había sintetizado, mejorando de esa manera su solubilidad”, explica María Victoria Defain, coordinadora de la Unidad Técnica Tecnología de Nuevos Procesos y Productos de INTI-Química.

La tecnología implementada por el INTI permitió disminuir el número de etapas de cristalización del principio activo, reduciendo costos e impacto ambiental. Asimismo, la solubilidad impacta sobre la biodisponibilidad del fármaco.

Fuente: INTI

Te puede interesar