Presentaron la modificación del Código Procesal Penal en la Legislatura porteña

Legislativas 25 de junio de 2018 Por ALEJANDRO PINTO
El objetivo es afrontar la transferencia de delitos de competencia nacional a la órbita de la justicia local.
Sin título-2

El jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, presento en la Legislatura porteña el proyecto de modificación del Código Procesal Penal.

El subsecretario de Justicia, Hernán Najenson, y la rectora del Instituto de Seguridad Pública, Marcela De Langhe, fueron los encargados de llevar la iniciativa del oficialismo ante la Comisión de Justicia de la legislatura que preside el diputado de Daniel Presti.

El proyecto busca “afrontar eficazmente la transferencia de delitos de competencia nacional a la órbita de la justicia local, teniendo en cuenta que ambos campos jurídicos, el material y el formal, limitan inmediatamente y sin fisuras el uno con el otro: no hay un derecho penal sin proceso penal” y busca adaptar el Código “a una nueva realidad jurídico penal”.

El subsecretario de Justicia explicó que se trata “de un proyecto que tiene mucho trabajo invertido, es una modificación que involucra a varios aspectos” y destacó que en la elaboración de la norma “han participado jueces, funcionarios, trabajadores judiciales".

Cabe destacar que luego de transferirse competencias a la Ciudad, se sumaron 24 nuevos delitos, de allí surge la necesidad de “aggiornar” el Código. Además, la normativa se centrara en los siguientes ejes: “agilización”, “modernización”, “protección a la víctima”, “nuevos plazos en el proceso” y “mejores herramientas”.

Asimismo, Najenson agrego que “modificamos los plazos acelerándolos pero dándole al juez el tiempo suficiente para poder hacer su investigación”.

“Queremos que la víctima no tenga que revivir todo lo que sucedió durante un tiempo prolongado, por eso es que queremos agilizar los actos procesales”, afirmó y destacó que la modernización del Código “asume a la tecnología como parte de la Justicia, por eso queremos usar medios digitales e incorporar las videoconferencias para testigos que se encuentren a más de 50 kilómetros de distancia”.

En relación al proceso, también modificado, se aceleraron los plazos, pero dándole tiempo suficiente al juez para realizar la investigación.

Entre las modificaciones más destacadas se encuentran “incorporar los principios del proceso penal que tienden a robustecer la oralidad y el sistema de audiencias para la resolución de los conflictos de los casos judiciales”, “se alude al concepto de vidima, precisándose los alcances de la facultad de querellar cuando se trate de un delito cuyo resultado sea la muerte del ofendido, o cuando éste se encuentre materialmente impedido para hacerlo” y “se prevé la unificación de querellas y su trámite”.

Asimismo, se busca agilizar “el trámite por el cual la Cámara de Apelaciones resuelve las recusaciones de los jueces de primera instancia”, se “contempla la posibilidad de utilizar medios tecnológicos para la protección de las víctimas y testigos”, “se incorpora, para el caso de Investigaciones de delitos ocurridos en el contexto de violencia contra la mujer, especiales medidas restrictivas”, entre otras.

Fuente: Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

 

Te puede interesar