Cordones amarillos, ojos que no ven

Espacio Joven 21 de junio de 2017 Por
La nueva prohibición de estacionar en la vereda del La Salle San Martin pareció no importarle mucho a los transeúntes.
Cordones Amarillos
Cordones Amarillos

Nos quejamos, eso es la manera más fácil de reaccionar ante las injusticias. Pero a la hora de accionar correctamente, tiramos la pelota afuera y miramos hacia otro lado. Pero, ustedes lectores, se deben preguntar a qué se viene esta crítica.

Sobre Avenida Eva Perón, entre Diego Pombo y José María Bosch, se encuentra el La Salle San Martin, en pleno corazón del barrio de Billinghurst. Allí la Dirección de Tránsito del partido tomo la decisión de inhabilitar el estacionamiento de vehículos particulares sobre su vereda.

Sin embargo, parece que a algunos de los autos habitué del colegio no les importó. Sigue siendo moneda corriente ver a padres detenerse donde no deben en cualquier momento del día.

Al momento de quejarnos, aparecemos todos. Pero cuando se trata de cumplir con las normas, que en parte son en respuesta a los reclamos de padres y vecinos, hacemos agua. Miramos hacia otro lado y encontramos nuevos motivos de queja.

Paremos la pelota. Tomemos nuestras responsabilidades y tratemos de cumplirlas todas, quizás así, ya no allá tantas razones para reclamar.

Te puede interesar