La valentía de la piloto que evitó una catástrofe

Espacio Joven 25 de abril de 2018 Por
La explosión de una turbina en un avión Boeing 737-700, provoco la muerte de una mujer.
piloto

La piloto Tammie Jo Shult, del avión comercial de la aerolínea Southwest, el martes 18 de abril había partido de New York con destino en Dallas, Texas. Tuvo una rotura de la cabina debido a la explosión de uno de los motores del lado izquierdo, en pleno vuelo luego de 30 minutos del despegue.

Cuando se rompió la cabina del avión esta  provocó la succión parcialmente de una pasajera  que termino con su muerte. Aunque los pasajeros que estaban en su alrededor ayudaron a reintroducirla en la cabina y practicaron reanimación cardiopulmonar, no fue suficiente.
La valentía de esta  piloto, texana, a pesar de haber perdido a una pasajera y la explosión de un motor, no la acobardaron y avisando a la torre de control tuvo que aterrizar de emergencia el avión, en Filadelfia.
“Southwest 1380, tenemos un solo motor. Perdimos parte de la nave, así que precisaremos desacelerar un poco” dijo Shults  con voz calma dirigiéndose a la torre de control de Filadelfia. “¿Pueden esperarnos los médicos en la pista también? Tenemos pasajeros heridos”.  Este audio de la charla entre la torre de control con la piloto se hicieron virales porque se escuchaba la voz de Shults muy calma y sabiendo manejar la situación difícil, gracias a eso tuvo un desenlace de lo mejor al aterrizar llevándose aplausos bien merecidos.

Los 148 pasajeros abordos temieron por sus vidas y muchos de ellos comenzaron a rezar pero gracias a Tammie Jo Shults tuvieron un aterrizaje de emergencia perfecto.

“¡La piloto Tammy Jo fue increíble! Nos hizo aterrizar sanos y salvos en Filadelfia!” Escribió en su Instagram Amanda Bourman, pasajera del avión que viajaba junto con su marido.

“Esta es una verdadera heroína estadounidense”, publicó, otra pasajera, en su Facebook,  Diana MacBride. Esta pasajera publico también que Shults tras el aterrizaje habló con cada pasajero personalmente.

Muchos elogiaron y agradecieron a esta excelente piloto en las redes sociales y su valentía trascendió por muchos países
Tammie Jo Shults, de 56 años, residente de Texas y madre de dos hijos, es una de las primeras mujeres piloto en el Ejército de Estados Unidos, en los años 1980 y también una de las primeras en pilotear el caza f-18 hornet.
Todos le decían a Shults que no podría ser piloto siendo mujer. La fuerza aérea le negó el permiso para realizar el examen de aviación,  pero la Marina la acepto. Allí aprendió mucho y llego a aterrizar cazas en portaaviones a 240 km/h. Aunque no le permitían volar en combate por ser mujer, lo hacía como un piloto agresivo. También fue una instructora de vuelo muy distinguida y capitana de todo tipo de aeronaves militares. Tammie Jo dejó la marina en 1993  y con su esposo, antiguo piloto de combate, residen en Texas y trabajan como pilotos de Southwest.
La piloto dijo que aterrizo “con la ayuda de los ángeles” pero en verdad ella fue el ángel de la guarda de la tripulación.

Muchos elogiaron y agradecieron a esta excelente piloto en las redes sociales y su valentía trascendió por muchos países
Tammie Jo Shults, de 56 años, residente de Texas y madre de dos hijos, es una de las primeras mujeres piloto en el Ejército de Estados Unidos, en los años 1980 y también una de las primeras en pilotear el caza f-18 hornet.
Todos le decían a Shults que no podría ser piloto siendo mujer. La fuerza aérea le negó el permiso para realizar el examen de aviación,  pero la Marina la acepto. Allí aprendió mucho y llego a aterrizar cazas en portaaviones a 240 km/h. Aunque no le permitían volar en combate por ser mujer, lo hacía como un piloto agresivo. También fue una instructora de vuelo muy distinguida y capitana de todo tipo de aeronaves militares. Tammie Jo dejó la marina en 1993  y con su esposo, antiguo piloto de combate, residen en Texas y trabajan como pilotos de Southwest.
La piloto dijo que aterrizo “con la ayuda de los ángeles” pero en verdad ella fue el ángel de la guarda de la tripulación.

                                                                                                                                                 

                                                                                                                                 María Victoria Lumia

Te puede interesar