Suicidios en Adolescentes

Espacio Joven 06 de mayo de 2018 Por
Es la segunda causa de muerte en cuanto a razones violentas de jóvenes. Se cree que el género más afectado es el masculino.
ayudame

El suicidio es un tema muy poco hablado, pero cada año se lleva la vida de más de 500 adolescentes argentinos, de entre 10 a 19 años. Con el paso de los años esta problemática silenciosamente, aumenta. La tasa de suicidios se ha triplicado desde los 90 hasta la actualidad.

El notable aumento de suicidios es un tema alarmante: en 2013, 521 jóvenes se quitaron la vida, mientras que en 2009 eran alrededor de 300. A nivel mundial, los suicidios en la tercera edad se han reducido, entretanto en los adolescentes aumentó.

Se sabe que al género masculino tiene una cierta dificultad para exteriorizar el dolor, ya que entre los 15 y los 19 años, la tasa de suicidios en varones es poco menos que el triple que la de las mujeres.

Según los especialistas, las causas de suicidio del 20% al 30% son personas con psicopatología severa, quIenes deberían realizar tratamientos; también se cree que tiene que ver con el abuso sexual y los problemas en relación a comunicar la orientación sexual y el embarazo adolescente. Asimismo se suman el consumo de alcohol y drogas con respecto al contexto socio-cultural en el cual se encuentran los jóvenes.

Gracias a la hiperconectividad, en la cual se tiene acceso a situaciones que pasan en todo el mundo en cuestión de segundos, es que hay una falta de tolerancia a la frustración. Además, también es notoria la ausencia de padres en el acompañamiento. Los adultos no pueden definir los límites.

Otro gran problema es la falta de especialistas en el área, se supone que por cada suicidio la persona contactó al sistema de salud entre tres y cinco veces por problemas de salud mental. Un sistema ausente.

También es común la falta de camas de internación, tanto en el área pública como privada.

Tanto el desgano como la tristeza son signos para alertarse, asimismo los cambios de comportamiento, aislamiento, bajo rendimiento escolar e irritabilidad. Procure que la persona con estos síntomas, no permanezca sola.

                                                                                                                            María Sol Sabbione

Te puede interesar