Productores, importadores y comerciantes de pilas serán responsables de gestionarlas luego de su consumo

Sociedad 13 de julio de 2018 Por
La Ley busca la responsabilidad extendida de estos y la mejora en las técnicas y practicas implementadas para la protección del ambiente.
pilas_y_baterias

La Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó una Ley para la Gestión Integral de Pilas en Desuso, por 53 votos y dos abstenciones.

El proyecto presentado por el Ministerio de Ambiente y Espacio Público porteño a través de la Agencia de Protección Ambiental (APRA) está basado en dos ejes. El primero de ellos es la Responsabilidad Extendida del Productor, comprendiendo a “toda persona que produzca, importe, distribuya y/o comercialice pilas conforme la presente ley, será responsable de su gestión en la etapa post consumo”.

La segunda, busca mejorar la tecnología para la recuperación, reciclado, tratamiento y disposición final. “La gestión de los productos y sus materiales recuperados al final de su vida útil debe realizarse con las mejores técnicas y prácticas disponibles sujeto a condiciones de viabilidad técnica y económica de modo de alcanzar un alto nivel de protección del ambiente”.

Las pilas comprendidas en esta medida son las de uso común común AA, AAA, AAAA, C, D, N, prismáticas 9V, y pilas botón.

Esta ley, rige para productores, importadores, distribuidores e intermediarios por su responsabilidad de la puesta en el mercado de pilas de uso común en el ámbito de la Ciudad.

Específicamente, los objetivos son la preservación de la salud y del ambiente en general, fomentar el consumo responsable, promover la correcta disposición final de pilas en desuso y el incentivo del desarrollo de una economía circular sobre la base de la sustentabilidad económica, social y ambiental.

Asimismo, entre otros, se pretende crear un sistema integral de gestión ambiental de pilas en su etapa post consumo conforme Ley Nacional N° 25.916 y Ley N° 1.854, lograr una mayor recuperación y valorización de los componentes de las pilas en desuso mediante la implementación de las mejores tecnologías disponibles.

Fuente: Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Te puede interesar