Condenaron a un empresario a cuatro años de prisión por evasión fiscal

Judiciales 06 de septiembre de 2018 Por
Lo dispuso el  Tribunal Oral Federal N°2 de Córdoba por considerar que el acusado había evadido $18 millones a través de declaraciones juradas falsas.
fiscales

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°2 de Córdoba,  integrado en forma unipersonal por el juez Carlos Julio Lescano, resolvió condenar a un empresario a la pena de cuatro años de prisión al considerarlo autor penalmente responsable del delito de evasión simple, en relación al Impuesto al Valor Agregado y del Impuesto a las Ganancias del ejercicio fiscal 2007 por un valor cercano a los 18 millones de pesos.

De conformidad con el pedido de la Fiscalía General interviniente en la causa, se dispuso además el decomiso  de siete vehículos –cuatro camiones del tipo semi-remolque, un camión IVECO, una camioneta Fiat Toro y una motocicleta Honda CBR- por un valor estimado de tres millones de pesos, al considerar que fueron adquiridos con el producto del delito reprochado

El tribunal indicó que estaba plenamente acreditado que el año 2007 el responsable de la firma dedicada a la fabricación de partes, piezas y accesorios para automotores, evadió obligaciones tributarias por 11,3 millones de pesos correspondientes al impuesto a las Ganancias y 6,9 millones correspondientes al Impuesto al Valor Agregado, todo ello a partir de la utilización fraudulenta de presentaciones de declaraciones juradas falsas y/o engañosas, lo que produjo un grave perjuicio para el fisco.

El  titular de la Fiscalía General N°2 ante los Tribunales Orales en lo Criminal Federal de Córdoba, Carlos Gonella, había solicitado una pena, más dura que la finalmente resuelta, de seis años de prisión para el imputado, al entender que el hecho encuadraba en la figura de evasión fiscal agravada.

Por su parte la Administración Federal de Ingresos Públicos, que actuó como querellante en la causa, había pedido doce años de prisión, también por evasión agravada.

El tribunal finalmente aplicó retroactivamente la ley 27.430 y cambió la calificación legal a evasión simple y lo condenó a cuatro años de prisión.

Fuente: Fiscales.gob.ar

Te puede interesar