Los alquileres porteños no paran de aumentar

Sociedad 11 de octubre de 2018 Por
Según un relevamiento de la Defensoría del Pueblo, en 40 días aumentaron 23,5%
alquileres

La actual situación de la economía argentina es preocupante. Se encienden distintas señales de alarma por los efectos de la devaluación y el brote inflacionario.

La remarcación de precios no cesa y los salarios no logran siquiera recuperar algo de lo perdido en todos estos meses.

Entre quienes más lo están sintiendo son los inquilinos que están a merced de los aumentos de los alquileres, de las expensas y los servicios.

La Defensoría del Pueblo porteña viene siguiendo atentamente esta situación a través del Programa de Atención a Inquilinos.

En un relevamiento del precio de los alquileres en la Ciudad de Buenos Aires, elaboró un informe realizado tomando unos 15.090 departamentos publicados en dos portales muy conocidos como son Argenprop y Zonaprop, que concentran la mayor cantidad de ofertas inmobiliarias.

El informe, que se titula “Relevamiento integral del mercado de alquileres” que abarca un período entre el 13 y el 29 de agosto de este año hasta la fecha, da como resultado que el precio promedio de un departamento pasó de $ 12.771 a $ 15.779. Esto representa un incremento del 23.55%.

Los departamentos de un ambiente son los más afectados ya que tuvieron un aumento del 33,78% pasando de $ 9.490 a $ 12.697. Para los de dos ambientes el incremento fue del 19,79% pasando de $ 11.951 a $ 14.317. En tanto los de tres ambientes  tuvieron un incremento del 20,38 % pasando de  $ 17.141 a $ 20.635, lo que implica un aumento de 20.38%.

El organismo también comparó estos datos con los de la Dirección de Estadísticas y Censos del Gobierno de la Ciudad. Considerando que en el segundo trimestre de este año el ingreso promedio de un habitante porteño era de $ 22.989, el alquiler de un departamento de un ambiente pasó a representar el 55.23% de un ingreso; el alquiler del de dos ambientes, un 62.27%;  y alquilar uno de  tres ambientes, el 89.76%. Por supuesto que aquí no se está considerando los gastos que mencionamos de expensas, agua, luz, gas y ABL.

Según reconoce Fernando Muñoz, coordinador del Programa de Atención a Inquilinos de la Defensoría del Pueblo, en agosto de este año se consideraba que  los alquileres eran los más caros de la historia. Ahora cada mes que pasa se supera el récord del mes anterior.

Fuente: Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires

Te puede interesar