Elaboran un anteproyecto para crear un Equipo Judicial Especializado en Violencia Doméstica, Sexual e Institucional

Judiciales 05 de noviembre de 2018 Por
El objetivo es lograr una reforma estructural en la justicia para dar respuestas adecuadas y oportunas a las víctimas.
violencia

Con el objetivo de brindar una respuesta jurisdiccional integrada a la violencia doméstica, sexual e institucional, la Subsecretaría de Acceso a la Justicia que depende del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, lanzó un anteproyecto para crear un Equipo Judicial Especializado.

La iniciativa, en la que participó una comisión de expertas, juezas, fiscales, abogados y profesoras, trabajó durante casi dos años en más de veinte reuniones, en las que se fue analizando, debatiendo y determinando las atribuciones, características y competencias atinentes de este equipo judicial.

Se busca desarrollar una reforma estructural en el abordaje judicial de la violencia doméstica, sexual e institucional, diseñando y poniendo en funcionamiento un nuevo paradigma organizacional en la justicia que acompañe el cambio normativo trazado por la Ley de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres en los Ámbitos en que Desarrollen sus Relaciones Interpersonales (ley 26.485).

Se propone también visibilizar y dar respuestas a otros grupos en situación de vulnerabilidad tales como personas adultas mayores, personas LGBTI+, personas con discapacidad, personas institucionalizadas y niñas/os y adolescentes.

Lo que se trata es de generar cambios en la organización de la justicia destinados a la implementación de un enfoque en género, interseccionalidad y derechos humanos que tenga en cuenta las fallas sistemáticas y las que más preocupan y afectan a las/os titulares de derechos.

Esta reforma judicial se basa en razones de integralidad, economía procesal y de garantía de derechos constitucionales y derechos humanos, orientada a dar respuestas oportunas y adecuadas a las

víctimas de un conflicto.

El Equipo Judicial Especializado llevará  adelante un proceso de reingeniería institucional en la organización y gestión de los tribunales, aprovechando economías de escala y oficinas de gestión común. Se trata de un sistema compuesto por colegios de jueces (juzgados pluripersonales) con oficinas comunes, un/a administrador/a del Tribunal, fiscales, defensores y asesorías tutelares especializadas.
Los jueces tendrían competencia unificada en lo civil y penal que ofrezcan (junto con fiscales y defensorxs especializadxs) respuestas eficaces, integrales y coordinadas a la violencia.

Se unifican las respuestas que hasta ahora se han visto divididas en fuero penal y fuero civil, procurando la integralidad del proceso ante un solo conflicto.

Las ventajas que ofrece este Equipo Judicial parten primero de evitar la fragmentación del conflicto en los fueros civil y penal para que la víctima no sufra un desgaste emocional y monetario que pocas personas pueden afrontar y que se convierte en una barrera para el acceso a justicia.

En segundo lugar, implica un trato respetuoso de la autonomía, decisiones, vivencias e historia de cada víctima, en pos de encontrar la mejor solución para ella resguardando sus derechos.

En tercer lugar, se promueve la especialización y desalienta el solapamiento de estructuras estatales dado que se compromete a unificar dentro de una misma institución (el Modelo de Atención Integral) las respuestas correspondientes al Poder Judicial, al Ministerio Público Fiscal, al Ministerio Público de la Defensa, los servicios de salud, etc. De este forma se evitará que las víctimas deban recorrer largos caminos y contactarse con múltiples personas e instancias a fin de lograr justicia.

Fuente: Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación

Te puede interesar