El ex gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta, fue condenado a un año de prisión en suspenso por desobediencia

Judiciales 04 de diciembre de 2018 Por
Fue por incumplir la sentencia de la Corte Suprema de reponer en su cargo al ex procurador ante el Superior Tribunal de Justicia de esa provincia.
peralta

El juez federal subrogante de Rio Gallegos, Guido Otranto, resolvió condenar, como co autor del delito de desobediencia, al ex gobernador de la provincia de Santa Cruz, Daniel Román Peralta.
La decisión, que estuvo en línea con lo requerido por el fiscal interinamente a cargo de la Fiscalía Federal de Río Gallegos, Julio Zárate, se adoptó tras rechazar el pedido de extinción de la acción penal por prescripción y afectación al derecho de ser juzgado en un plazo razonable, solicitada por la defensa del ex gobernador.

El caso en su momento tuvo una amplia repercusión en los medios de comunicación cuando a pesar de existir una sentencia de la  Corte Suprema de Justicia de la Nación - de fecha 20 de octubre de 2009- que ordenaba reponer en su cargo al procurador por ante el Tribunal Superior de Justicia de Santa Cruz, Eduardo Sosa, el gobernador no la cumplió.

En su indagatoria, Peralta se justificó en que no se podía dar cumplimiento con lo ordenado, ya que los nombramientos eran facultad del Poder Legislativo, y además porque el cargo ya estaba ocupado por otro funcionario, el cual tenía derechos adquiridos y no podía ser removido sino a través de un juicio político.
Como salida, el ex gobernador, firmó el Decreto 3026/09 por el cual solicitó a la Honorable Cámara de Diputados provincial, que procediera a la creación de un nuevo cargo de Agente Fiscal, distribuyendo las competencias entre ambos.

Tras esa medida, la jueza Andrea Askenazi Vera lo sobreseyó, decisión que apelada por el fiscal federal de Río Gallegos, Gonzalo Miranda.

En febrero de 2017, la Cámara Federal de Apelaciones de Río Gallegos, revocó la resolución de la jueza interviniente y dictó el procesamiento de Peralta, en orden al delito de desobediencia, sobre el argumento de que “si bien el gobierno federal no puede impedir o estorbar a las provincias en el ejercicio de los poderes que no ha delegado o se han reservado (art.126 C.N.) éstas pueden ejercer su autonomía provincial en forma legítima, siempre que se mantengan dentro de los límites señalados por los poderes conferidos al gobierno nacional (conf. Fallos 193:496), en tanto ‘Los poderes de las provincias, por amplios que sean, debe ser ejercidos con las limitaciones establecidas en la Constitución Nacional’ (Fallos 184:223; 186:531)”.

Iniciado el debate oral, y al momento de presentar su alegato, la defensa de Peralta solicitó la extinción de la acción penal por prescripción y afectación al derecho de ser juzgado en un plazo razonable.
El Ministerio Publico respondió negando que se haya configurado ese instituto, afirmando que el derrotero del expediente sufrió la demora normal en el tratamiento de los varios planteos realizados por la defensa.

Finalmente, el Juez Federal Subrogante de Río Gallegos, Guido Otranto, lo condenó a la pena de un año de prisión en suspenso y las costas del proceso.

 

Fuente: Fiscales.gob.ar

 

Te puede interesar