Casación revoca un fallo por el que se había absuelto a un hombre que demandó servicios sexuales a una adolescente

Judiciales 15 de diciembre de 2018 Por
Reenvió el expediente al tribunal de origen para que fije la pena por el delito de promoción de la prostitución.
fiscales

La Sala II de la Cámara Nacional Casación en lo Criminal y Correccional de la Capital Federal, resolvió revocar una sentencia del Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional N°13  que había absuelto a un hombre acusado del delito de promoción de la prostitución, previsto en el artículo 125 bis Código Penal.
Los camaristas Eugenio Sarrabayrouse y Horacio Días hicieron lugar  al recurso interpuesto por el Ministerio Público Fiscal y ordenaron que vuelva el expediente al tribunal de origen para que fije sentencia.
Los hechos ocurrieron el abril de 2014 cuando una joven de 16 años, proveniente de la provincia de Salta,  se contactó en la vía pública con el acusado y, mediante la intermediación de una mujer mayor, acordaron tener relaciones sexuales a cambio de una suma de dinero.
Ya en el hotel alojamiento, y a raíz de una inspección que se encontraba realizando el gobierno de la ciudad en el establecimiento, un cabo de la policía federal  les requirió la documentación a ambos, y comprobando que la mujer era menor de edad, se detuvo al hombre y se clausuró el hotel.

Elevada la causa a juicio oral, el tribunal Oral Criminal entendió que el imputado debía ser absuelto ya que su rol solo se limitaba al de un cliente que había acordado un precio para tener sexo y que no promovió a la menor a la prostitución, que no facilitó su ejercicio ni le proporcionó el lugar ni los medios para hacerlo.

La decisión fue apelada por el representante del Ministerio Público Fiscal que en su argumentación sostuvo que efectivamente estaba configurado el delito de promoción y facilitación de la prostitución.
Consideró además que los jueces no contemplaron la situación de la menor damnificada, lejos de su familia y sin dinero para poder regresar. Y que su consentimiento estaba condicionado por su estado de vulnerabilidad.

Los camaristas en su fallo afirmaron que los niños, niñas y adolescentes no se encuentran en las mismas condiciones que las personas adultas en cuanto a poder consentir este tipo de actos.

También señalaron que el tribunal de origen hizo una interpretación errónea del delito de promoción de la prostitución, remarcando que las normas penales en juego en el caso debían ser reinterpretadas en sintonía con los compromisos internacionales asumidos por el Estado, que ponen en debate algunas concepciones arraigadas de quien ofrece dinero a una persona menor de edad a cambio de sexo se encuentra exenta de culpa.

Ahora será el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional N°13 el que deberá fijar la pena que le corresponde a este hombre.

Fuente: Fiscales.gob.ar

Te puede interesar