Las llamadas a la línea contra el abuso sexual infantil aumentaron un 1240%

Judiciales 15 de diciembre de 2018 Por
El 65% de las víctimas son niños, niñas y adolescentes y el 67,4% de los hechos sucede en el hogar de la víctima, del agresor o de un familiar.
0800

En el marco de la denuncia del colectivo de actrices argentinas, el ministro de Justicia, Germán Garavano, expresó que “en las últimas horas se incrementaron las llamadas al 0800-222-1717 contra al abuso sexual infantil”.

Asimismo, destacó “la importancia de hablar sobre abuso sexual infantil y de difundir la existencia de la línea”. 
Al respecto, en los últimos días el número de llamadas de este tipo aumentó drásticamente, paso a ser de 16 (promedio diario) a 55, para luego ser de 214, registrándose un crecimiento del 1240%.

Según datos de la cartera de Justicia, en los últimos 2 años, se recibieron 5.144 llamadas, que implican 5.433 víctimas ya que algunos casos involucran a más de una persona.
En estos casos, 7 de cada 10 víctimas menores de 18 años son niñas y el 51% tienen menos de 11 años. A medida que se aumenta la edad, la proporción de víctimas de este género aumenta.
En cuanto a los agresores, 7 de cada 10 pertenecen al ámbito familiar de la víctima y más de la mitad son padres o padrastros.

Ademas, la información refleja que el 65% de las víctimas son niños, niñas y adolescentes y el 67,4% de los hechos sucede en el hogar de la víctima, del agresor o de un familiar.
El manoseo, seguido por la violación es la forma más frecuente de victimización sexual, registrándose casos en los que la víctima puede sufrir más de una agresión sexual.

Es importante saber que La línea 0800-222-1717 tiene alcance nacional y atiende las 24 horas, los 365 días del año. Las profesionales que la atienden brindan orientación sobre cómo y dónde radicarlas denuncias, los organismos competentes en el lugar de residencia de la víctima. Los llamados tienen seguimiento y se realizan enlaces con organismos de protección local, fiscalías, asesorías, defensorías, escuelas, servicios sociales, familiares y policías, entre otros actores involucrados.

El equipo de profesionales está conformado por trabajadoras sociales y psicólogas y abogadas especialmente entrenadas en violencia familiar y sexual.

Fuente: Ministerio de Justicia y DDHH de la Nación

Te puede interesar