Condenan a once personas por millonarias estafas al PAMI

Judiciales 11 de marzo de 2019 Por
Los imputados sustraían recetas de la obra social para obtener medicamentos que luego vendían “en negro”.
pami1

La Justicia desbarató una organización integrada por 11 personas que estafó al PAMI por alrededor de un millón de dólares.

El Tribunal Oral Federal N°1 de Mendoza condenó a los imputados a penas que van del año y medio a los once años de prisión.

Intervinieron la Fiscalía General ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 1 de Mendoza, a cargo de María Gloria André;  la Unidad Fiscal de Investigación de Delitos Cometidos en el ámbito de PAMI (UFI-PAMI), a cargo de Javier Arzubi Calvo; y la Fiscalía Federal de Primera Instancia a cargo de Fernando Alcaraz,

La organización fue desarticulada a partir de la actuación de Alcaraz quien logró importantes avances en la investigación a partir de las declaraciones de dos de sus integrantes que se acogieron a la figura del “imputado arrepentido” previsto en la Ley 27.304.

El modus operandi de este grupo consistía en la presentación de recetas que sustraían de la obra social de los jubilados para presentarlas en farmacias del conurbano de la ciudad de Mendoza.

Así obtenían medicamentos para diabéticos con el 100 % de cobertura, es decir, totalmente gratis.

Las recetas estaban hechas a  nombre de afiliados que en realidad no los necesitaban. Lo que obtenían era llevado a otras provincias para su posterior venta en negro.

Pero la acción de estos delincuentes no se detuvo ahí. Por el contrario, fue creciendo hasta lograr comprar dos farmacias y operar desde allí, con sellos falsos de médicos e instituciones de salud, colocando troqueles también falsos y obteniendo así crédito presuntamente lícito ante la industria farmacéutica para la compra de otros productos y medicamentos.

Las medidas que se adoptaron incluyeron intervenciones telefónicas de los principales líderes de la banda y su entorno familiar, allanamientos a sus casas, a cajas de seguridad, y a las farmacias que adquirieron.

Entre los imputados se encontraba  un empleado de la Obra Social Nacional en Mendoza, que aportaba la información necesarias y hasta talonarios de recetas en blanco, y una empleada de la ANSES en la provincia, a través de cuya intervención se determinaban qué personas se encontraban con vida y así poder utilizar sus datos.

Las maniobras que llevaba adelante esta organización demostraba su total desprecio por la vida humana, ya que  se comprobó, por ejemplo, que en los envíos por encomiendas de insulinas al interior del país, no se respetaba la cadena de frío.

La condenas aplicadas fueron por los delitos de asociación ilícita y diversas defraudaciones contra la administración pública, entre varios otros.
Las mayores penas fueron para Jorge Emanuel Godoy Resa -ex empleado del PAMI- y su padre José Antonio Godoy Torres, quienes recibieron cinco años y once de prisión.
El resto de los imputados recibieron penas de entre un año y seis meses y tres años de prisión en suspenso.

Fuente: Fiscales.gob.ar

Te puede interesar