Expertos del CONICET participaron en las pericias de voz del caso Candela

Judiciales 20 de octubre de 2017 Por
La justicia dio a conocer el fallo, en el cual, el trabajo científico colaboro a resolver el caso.
Gurlekian-web

Hace algunas semanas, el Tribunal Oral en lo Criminal N° 3 (TOC) de Morón, condeno a dos de los acusados por la privación ilegal de la libertad y el homicidio de Candela Rodríguez, a prisión perpetua. Y un tercer sospechoso, fue condenado a cuatro años de cárcel por considerarlo participe secundario de los hechos.

Cabe recordar que, tal como dieron a conocer los medios, el 22 de agosto de 2011 Candela, de 11 años, “fue sustraída por tres sujetos en una camioneta Ford EcoSport negra”, la mantuvieron cautiva algunos días en la localidad de San Martín y luego estuvo en Villa Tesei, partido de Hurlingham, lapso en el que hicieron llamados extorsivos. Finalmente, el cuerpo de la niña apareció al costado de la colectora de la Autopista del Oeste el 31 de agosto de 2011.

Un grupo de científicos del CONICET, asesoro a la justicia para llegar a la resolución del caso. Se encargaron de realizar las pericias de voz de las llamadas extorsivas, dado que se debía probar si esos llamados pertenecían a los acusados. Los mismos, fueron analizados por el sistema Forensia, “un sistema de identificación de voz que realizaron dos ex becarios de CONICET en nuestro laboratorio, y se llama Forensia”, expresó el investigador Jorge Gurlekian. El programa, evalúa la similitud que existe entre las señales que ingresan al sistema. Para ello utiliza como base de datos la muestra de miles de personas de todo el mundo.

En cuanto al fallo, posteriormente realizado e hallazgo del cuerpo sin vida de Candela, y “ya existiendo en la investigación varios masculinos sindicados como posibles partícipes del hecho, se dispuso la realización de una pericia acústica”. La misma, consto de tres fases. La primera, perceptual, que consta de un carácter subjetivo, y es realizada por un fonoaudiólogo. Y las otras dos, espectográfica y estadística, son de carácter objetivo, ya que son realizadas por un software especialmente diseñado para la tarea.

Cabe destacar que, las etapas de análisis arrojarían correspondencia entre el material indubitado. Entre los mismos, la voz de los imputados, características del habla. El tipo de teléfono utilizado, horario de la llamada y estado anímico del autor.

De este modo, se concluyó unánimemente dictaminar que “DEL ESTUDIO REALIZADO SOBRE LA VOZ EXTORSIVA IDENTIFICADA COMO “VOZEXTORDC1″ Y LA VOZ INDUBITADA DEL IMPUTADO LEONARDO DANIEL JARA NAVARRETE, DNI 26.110.650, SURGE LA CORRESPONDENCIA ENTRE AMBAS VOCES”.

“En definitiva –termina el fallo-, las conclusiones a las que arribaran los oídos en la audiencia resultan idénticas a aquellas brindadas por los expertos de Gendarmería Nacional”.

Hay una infinidad de modos de habla y cuestiones que la determinan, entre ellas, la región donde la persona nació, la edad, contextura física, genero. Como así también, las características del lugar desde el que hablamos, ya que distorsiona la voz, como el ambiente, el ruido o la música.

A su vez, se puede determinar el medio a  través del cual nos comunicamos, dado que en la vida utilizamos unos ocho mil ciclos de frecuencias graves a agudas, por teléfono solo se captan tres mil. Durante varios años, la ciencia creyó que era imposible reconocer una voz dada la variabilidad de la voz del mismo hablante.

En el mundo, actualmente, tres son los métodos utilizados para realizar pericias judiciales sobre registros de voces en escenas del crimen: uno sigue siendo el perceptual –también conocido como “subjetivo auditivo”- , con un jurado de voces; otro es el método semiautomático donde se miden rasgos distintivos de la voz en forma manual –como los formantes-, con una base de voces en un software que mide las características de una voz a través de métodos estadísticos; y un tercer método, el automático, que se desarrolló principalmente en Rusia, España y Argentina.

Te puede interesar