Cyber Monday 2017: promociones y descuentos vigentes entre el 30 de octubre y el 1 de noviembre

Sociedad 31 de octubre de 2017 Por
Recomendaciones del Programa para la Protección de los Usuarios y Consumidores para una compra segura.
cyber

Observar el precio corriente de los productos y servicios para saber cuál es el descuento efectivo, indagar respecto a la disponibilidad de stock del producto deseado y realizar operaciones en sitios seguros son algunos de los consejos del Programa de cara a la nueva edición de las jornadas de promociones y descuentos a través de Internet. Al igual que el “Hot Sale”, el “Cyber Monday” es otra de las promociones cibernéticas más importantes del año, a la cual acceden millones de usuarios seducidos por la gran cantidad y variedad de productos y servicios ofertados por las empresas que participan.

El Programa para la Protección de los Usuarios y Consumidores ha remarcado, en otras oportunidades, la importancia que reviste el hecho de que los consumidores conozcan cuáles son las obligaciones asumidas por las distintas empresas oferentes, para que los mismos puedan exigir y hacer respetar sus derechos. Entre las más relevantes se destaca la obligación de realizar ofertas reales, es decir incluyendo un descuento especial y único, que como mínimo sea del 10 por ciento, que no deberá incluir otro tipo de descuento de terceros. Además, deberán asegurar que su sitio web de “eCommerce” desde el cual se realizarán las transacciones sobre los productos y servicios ofrecidos en las jornadas tenga una infraestructura tecnológica adecuada y preparada para soportar grandes volúmenes de tráfico. Las empresas deben tomar los recaudos y previsiones necesarios a fin de que, teniendo en cuenta la cantidad de afluentes simultáneos a su página web, para que pueda continuar en línea durante todo el período del evento. Para el supuesto de incumplimiento o de baja del sitio, tomará a su cargo los daños y perjuicios que ello ocasionare a los consumidores y/o usuarios.

Las empresas tienen la obligación de proveer a los potenciales consumidores y/o usuarios un canal de comunicación informativa, sea a través de teléfono, correo electrónico, “contact center”, etcétera. Deben realizar las ventas o contratación de servicios con facturas debidamente confeccionadas según las normativas vigentes de la República Argentina. Las compras por Internet no son distintas a las realizadas entre personas, de modo tal que resulta aplicable la Ley de Defensa del Consumidor y todo reclamo podrá ser canalizado por todas las vías que esa normativa dispone.

En las ofertas de productos y servicios que realicen las empresas deberán contar con la información detallada del tiempo y forma de entrega. Además, deberán informar a qué destinos podrán ser enviados los productos y detallar lugares donde ofrecen realizar los servicios. También determinarán e informarán a los consumidores y usuarios la cantidad de días durante los cuales se extenderá la validez de los descuentos y promociones. No obstante estas obligaciones, se ha constatado que en este tipo de eventos, muchos consumidores se han visto afectados y perjudicados por publicidades engañosas, falta de stock o de información adecuada.

Esta circunstancia es reconocida por los organizadores de las jornadas, ya que en los términos y condiciones establecen expresamente que “ni el sitio de CyberMonday Argentina, ni la CACE pueden garantizar la veracidad o vigencia de la información de terceros a la que se acceda por medio de los enlaces insertos en el sitio de CyberMonday Argentina”. A su vez, señala que “en caso que el Usuario se sienta agraviado o perjudicado por información contenida en los sitios web de los anunciantes, deberá dirigir su Acción exclusivamente contra estos. Ni el sitio de CyberMonday Argentina ni CACE se responsabiliza por la inviolabilidad de la transmisión de los datos cursados por las redes públicas de telecomunicaciones, o por cualquier otro medio telemático, o de los mensajes que el Usuario curse con otros Usuarios en el marco de la Acción de CyberMonday Argentina”. Ahora bien, sin perjuicio de que la dispensa de responsabilidad realizada por los organizadores no resultará oponible a los consumidores afectados (de acuerdo con los artículos 10, 10 bis, 13, 37, 40, 52 y 52 bis de la ley 24.240), es preferible prevenir cualquier circunstancia que pueda generarle daños a los usuarios que participen del evento.

Por ello, es importante destacar que antes de realizar la operación de compra:

1) Se observen los precios corrientes de los productos o servicios ofrecidos para saber cuál es el descuento efectivo que se concretará.

2) Se reconozca previamente si se está comprando en un sitio web seguro. Es decir, deberán utilizar tiendas y sitios oficiales de las marcas oferentes.

3) Se observe detenidamente la oferta realizada por la empresa, pues su emisión obliga a dicha empresa en los términos que fue realizada.

4) Se observe detenidamente la publicidad realizada por la empresa, pues toda afirmación allí efectuada obliga a dicha empresa. Las empresas tienen la obligación de realizar ofertas reales, incluyendo un descuento especial y único que como mínimo sea del 10 por ciento, que no deberá incluir otro tipo de descuento de terceros.

5) Se tenga la seguridad de que haya stock respecto del producto que se pretende comprar. Si el vendedor informa que se agotó, no efectúe la compra. Si nada dijo al respecto, una vez que se haya abonado el producto, el comercio no puede aducir que no tiene stock, debiendo hacerse cargo de entregarlo o de responder por los perjuicios ocasionados.

6) Se informen los consumidores respecto de los términos y condiciones estipulados para las promociones especiales con tarjetas de crédito. Tener presente si existen topes máximos o días especiales de descuentos en ese documento. Esos términos deberían especificarse junto con las ofertas.

7) Se obtengan los datos de la empresa donde se está comprando y se conserve todo correo electrónico que se haya enviado o recibido.

8) Asegurarse que en pantalla se consignan los costos finales, incluidos los de envío.

9) Las compras por Internet no son distintas a las realizadas entre personas, de modo tal que resulta aplicable la Ley de Defensa del Consumidor y todo reclamo podrá ser canalizado por todas las vías que esa normativa dispone.

10) Los consumidores deben saber que los productos nuevos tienen 6 meses de garantía y que todas las empresas que intervienen en la comercialización son solidariamente responsables en caso de tener inconvenientes con los respectivos productos o servicios adquiridos.

11) Recordar a los consumidores que, de acuerdo a la legislación vigente, todo consumidor y/o usuario, cuenta con un plazo de arrepentimiento de 10 días corridos, en el cual podrá revocar la compra, devolviendo el producto sin costo alguno. Dicho plazo comenzará a computarse desde la fecha en que se entregue el bien o se celebre el contrato, lo último que ocurra, sin responsabilidad alguna para el consumidor.

Todo consumidor y/o usuario, cuenta con un plazo de arrepentimiento de 10 días corridos, en el cual podrá revocar la compra, devolviendo el producto sin costo alguno.

A su vez, se les recuerda a los consumidores para su mayor seguridad corroboren lo siguiente:

Use conexiones a internet seguras: Evite las conexiones de wifi libre, ya que la información que se transmite por redes públicas –entre ellos, los datos de una tarjeta de crédito/débito– puede ser capturada fácilmente y usada perjudicialmente en su contra.

Utilice dispositivos conocidos y protegidos: evite usar computadoras que no conozca, ya que su configuración de seguridad puede que no sea la mejor.

Por ello, se recomienda la utilización de computadoras o dispositivos que contengan sistemas operativos y antivirus actualizados.

Evite ingresar en los enlaces de publicidades y anuncios de sitios que parezcan legítimos, pero que en realidad no lo sean. En estos casos, se recomienda acceder a los sitios oficiales de los anunciantes, tipeando la dirección directamente en sus navegadores.

Realice las operaciones en sitios seguros: para determinar la seguridad de los sitios, verifiquen en la barra de direcciones que estén las letras “https”. La letra “s” al final, indica que la navegación se realiza en un sitio seguro. También puede que aparezca directamente un candado al pie de la página.

Evite proporcionar más datos personales que los estrictamente necesarios para realizar la compra. Desconfíe del sitio en caso de que solicite demasiados datos.

Fuente: Artículo publicado en Fiscales.gob.ar

Te puede interesar