La UEJN se movilizó al Congreso  y quedó en medio de los gases lacrimógenos y las corridas

Judiciales 15 de diciembre de 2017 Por
El gremio judicial había convocado un cese de actividades con la intención de rechazar la sanción del proyecto de ley de reforma previsional.
Piumato-Omar

Este jueves la Unión de Empleados de Justicia de la Nación resolvió un cese de actividades a partir de las 12.30 horas con una concentración en plaza Lavalle para luego marchar al Congreso en rechazo del proyecto ley de reforma previsional.

Lo que comenzó como una de tantas movilizaciones que realiza el gremio judicial  terminó de manera abrupta  al intentar ingresar a la Plaza de los Dos Congresos por la calle Yrigoyen. 
En medio de gritos y corridas de otros sectores que participaban de la protesta, llegaron los gases lacrimógenos que procuraban dispersar a los manifestantes.

Ante el temor que provocó tamaña  situación y la necesidad de proteger fundamentalmente a las mujeres judiciales que se movilizaron pacíficamente hasta ese lugar, las autoridades gremiales optaron por retirarse  y autoconvocarse en la sede del gremio para  evaluar las acciones a seguir.
Allí permanecieron hasta recibir la confirmación que la sesión en diputados había sido levantada.

La decisión de no exponer a ningún judicial fue acertada y demostró la sensatez  de la dirigencia gremial judicial a la hora de defender los derechos de los trabajadores o, como en este caso, del de los jubilados y pensionados de cobrar un haber digno.

La decisión de convocar a una nueva movilización o paro por este tema, quedó supeditada al tratamiento y aprobación del  proyecto de ley.

Por otro lado, quedó ratificado el paro de 36 horas a partir de las 10 horas del día miércoles 20 de diciembre en rechazo de traspaso , la reforma judicial y en defensa de la jubilación igualitaria.

Te puede interesar