Llegaron las medusas a las costas argentinas

Sociedad 02 de enero de 2018 Por
Consejos del CONICET sobre cómo actuar en caso de un contacto accidental
medusa

En un artículo publicado por Agustín Schiariti, investigador adjunto del CONICET, quien además trabaja en el Programa Ambiente Marino del Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (INIDEP), se refiere a la arribazón de medusas producida en las playas de Puerto Madryn.

Esta especie conocida científicamente con el nombre de Chrysaora plocamia, es común en la región patagónica. Y como se menciona, aparece todos los años en las costas de Chubut y Santa Cruz, principalmente en primavera y verano.

Aunque es frecuente verla en las costas patagónicas, no es común que lleguen a las playas grandes muy concurridas. Se da cuando se producen ciertas condiciones oceanográficas y meteorológicas que las concentran en las playas, lo que se conoce con el nombre de “blooms o arribazones”.

Según sostiene Schiariti, a pesar de sus aspecto y gran dimensión, no existen registros que indiquen que se hayan producido accidentes graves.

Generalmente solo producen malestares temporales y leves.

Si advierte que cuando las células urticantes de estos animales alcanzan zonas sensibles del cuerpo como los ojos, entrepierna o genitales, y si la persona es alérgica a la toxina, los efectos si pueden ser severos.

Pero qué ocurre si se tiene contacto con una de ellas? Se debe enjuagar la zona afectada con agua de mar (no hacerlo con agua dulce porque se puede activar las cédulas urticantes y provocar un daño mayor. No debe rascarse, frotarse o exponer al sol el área afectada. Solo agua salada y hielo para aliviar el dolor.

En caso que las molestias o dolores persistan, concurrir a un centro médico para consulta inmediata.

Fuente: Artículo publicado en la página web del CONICET

Te puede interesar