La juventud en el mundo electoral argentino

Espacio Joven 14 de noviembre de 2019 Por
La juventud tomó sus primeras decisiones políticas.
obino

Sin importar los resultados de las votaciones, la verdadera pregunta es, ¿se ha investigado antes de elegir el candidato a votar? ¿O acaso los jóvenes somos víctimas de la influencia mediática y el encubrimiento de robos y atrocidades en el mundo de la política? 

jóvenes de 16 a 19 años fueron encuestados acerca de las elecciones. Fueron 36, y se notó una clara tendencia: 16 de ellos votaron a Alberto Fernández. 

Si bien, un grupo cree y apoya esas políticas, existe una minoría que votó solamente para que no vuelva a ganar el presidente Mauricio Macri. 

Por el otro extremo, 9 votaron a Mauricio Macri, en su mayoría, con la esperanza de que no gane Alberto Fernández. Otros 7 votaron a Nicolás del Caño, ya que se identifican con las propuestas de la Izquierda y los demás 4, a José Luis Espert, apoyando sus propuestas económicas.

Es sabido que, por lo general, los votantes no se preparan para las elecciones. Poca gente investiga a fondo, una minoría toma en cuenta los casos de corrupción o causas que llevan en sus espaldas los candidatos. 

Además, hay una tendencia entre los dos grupos principales: votar a uno sólo para que no gane el otro. No pesa tanto el apoyo a las ideas, es más fuerte la necesidad de no caer en la ruina otra vez. 

Por otro lado, es destacable nombrar que una parte de los adolescentes no cae en la masificación y el populismo, e intentan analizar la situación. 

A pesar de las contras que presentan los candidatos (hecho que sucede en todo el mundo, no solo en Argentina), se elige el “menos peor”. 

Sin embargo, es notoria la manipulación que reciben los jóvenes hoy en día: ideales falsos de libertad, promesas de revolución que sólo se traducen a la violencia física, y la supuesta contención a las clases más bajas. Etiquetas, sentirse escuchado por potenciales gobiernos. 

En sí, sentir que uno está incluído y podrá aportar para salir adelante. 

Sin embargo, la realidad difiere: el gobierno de turno solo apostará al beneficio de un grupo reducido. 

Los beneficios monetarios existen, y se dan a cada mes pero, ¿en qué ayuda eso si, al día de hoy, todavía vemos chicos que salen a buscar chatarras en carros? ¿Qué contención hay donde, en las salas de obstetricia y ginecología, siempre se encuentran niñas embarazadas? No apoyan a la educación: solamente buscan el engatuse fácil con poder monetario. Una cortina para generar votos de una masa a la cual se le oculta la verdad. 

Es nuestro legado, lo que estamos creando. No sirve culpar a las generaciones pasadas si nosotros seguimos cometiendo los mismos errores una y otra vez. 

Es nuestro deber informarnos, dejar de confiar tan ciegamente en todo. Existen los libros, existe internet. No hay excusas para seguir en la cueva de la ignorancia. Incluso aunque las votaciones ya definieron los resultados, debemos seguir atentos. No solo al gobierno de turno, si no a los futuros postulantes, a las agrupaciones y sindicatos. Todo sale a la luz, y no podemos seguir mirando a un costado cuando roban en nuestras caras. Ya no más manipulación. Nos toca abrir los ojos y contemplar la verdadera realidad. 

 

Escrito por Micaela Obino.

Te puede interesar