Pasan los años, pasan los gobiernos, pero la contaminación de la Cuenca Matanza-Riachuelo no encuentra una solución.

Ciudad 05 de diciembre de 2019
La Defensoría del Pueblo Porteña hizo un recorrido náutico para comprobar la degradación ambiental que predomina en esa cuenca.
riachuelo

La Defensoría del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires realizó un recorrido náutico sobre la Cuenta Matanza-Riachuelo, desde la Vuelta de Rocha en la Boca hasta el barrio denominado "Mundo Grúa". En este lugar es donde se llevará a cabo la relocalización de los ex habitantes del Camino de sirga de la Villa 21-24. 

Durante el trayecto se pudo constatar  el avance de las tareas de relocalización de los habitantes que ocupaban el camino de sirga y de reconstrucción del espacio público asociado al mismo, pero también que aún quedan tareas por hacer y familias por relocalizar. 

La comitiva del organismo,  que realizó el recorrido, estuvo integrada por el Defensor del Pueblo adjunto Arturo Pozzali; la titular de la Conducción Ejecutiva de Derechos Urbanos, Espacio Público y Medio Ambiente de la institución; Bárbara Rossen; el titular del Programa de Seguimiento de Gestión de la Cuenca Matanza-Riachuelo, Fernando Fimognare; y el coordinador operativo de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Hernán Invernizzi, quienes fueron recibidos por el subgerente de Higiene Urbana en Cuencas Hídricas del Gobierno de la Ciudad, Javier García Elorrio.

Se pudo observar con preocupación el mal estado del cauce de agua, el cual contiene residuos en su superficie, basurales a cielo abierto y olores nauseabundos.

Esta cuenca es una de las regiones ambiental y socialmente más degradadas de nuestro país y considerada una de las diez más contaminadas del planeta. Habitan en ella unos 5 millones de personas y alberga más de 10 mil establecimientos industriales.

La Defensoría alertó una vez más que en estas zonas, donde existe mayor degradación ambiental, es precisamente donde habitan los grupos sociales más vulnerables. Es por ese motivo que en su rol de proteger y garantiza derechos, su compromiso es permanente.

Fuente: Defensoría del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Te puede interesar