Presentaron dos proyectos de ley para ratificar el Convenio 190 de la OIT

Noticias de Interes 09 de marzo de 2020
Entre las novedades de este Convenio, se incluye la violencia y el acoso por razones de género, y la protección a las y los empleados con independencia de su situación contractual, comprendiendo también a las personas que realicen actividades de formación profesional.
OIT.
OIT.

La Defensoría del Pueblo porteña, presentó dos proyectos de ley para ratificar el Convenio 190 de la OIT, con dos objetivos en mira. El primero de ellos, que es el que apunta a instar al Congreso Nacional a ratificar este documento internacional. Mientras que el segundo, consiste en solicitar la aplicación del mismo en los tres poderes del Estado de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y demás organismos dispuestos por la Constitución porteña, ya sean éstos autárquicos, descentralizados, sociedades del Estado o anónimas con participación del Estado de la Ciudad.

El Convenio de la OIT fue aprobado el 21 de junio de 2019, durante la última Conferencia Internacional del Trabajo, en Ginebra (Suiza), por representantes de gobiernos, sindicatos y empresas de los 187 países miembros de la organización, siendo una novedosa normativa que promueve la eliminación de la violencia y el acoso en el mundo del trabajo.

En este sentido, define a “violencia y acoso”  como “un conjunto de comportamientos y acciones inaceptables” que “tengan por objeto provocar, ocasionen o sean susceptibles de ocasionar, daños físicos, psicológicos, sexuales o económicos”. De ese modo, se abarcan el abuso físico o verbal, la intimidación y el hostigamiento, el acoso sexual, las amenazas y el acecho, sin perjuicio de otros actos.

Lo que hace la norma, es proporcionar un marco claro para la adopción de medidas y brinda la posibilidad de forjar un futuro del trabajo sobre la base de la dignidad y el respeto.

Entre las novedades, incluye la violencia y el acoso por razones de género. Además, protege a las y los empleados con independencia de su situación contractual, incluyendo a las personas que realicen actividades de formación profesional, tales como pasantías, aquellas cuyo contrato se encuentre rescindido y también a quienes están en la búsqueda de empleo considerando que el acoso y la violencia pueden darse en las entrevistas de trabajo.

Respecto a su ámbito de aplicación, es amplio, dado que incluye su aplicación en situaciones que ocurran dentro, en relación o como resultado de la relación de trabajo.

Una vez que sea aprobado por el Congreso, el gobierno debe depositar formalmente el instrumento de ratificación ante la sede de la OIT en Ginebra, para que sea registrado por el Director General. Y para su entrada en vigor, será necesario que al menos dos países lo ratifiquen y, a escala nacional, cada nación tiene doce meses para adaptar su legislación.

Fuentes: .OIT/ Defensoría del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Te puede interesar