Proyecto Tierra Sana: una alternativa para reducir las sustancias que agotan la capa de ozono

Sociedad 18 de febrero de 2018 Por
El INTA impulsa la desinfección del suelo y sustratos con técnicas no contaminantes
intavapordeagua

Nuestro país ha adherido al Protocolo de Montreal y al Convenio de Viena por lo que se encuentra comprometido a asumir las acciones que se requieran para la reducción de sustancias que perjudiquen la capa de ozono.

Con ese objetivo, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) viene trabajando para reemplazar el Bromuro de Metilo, que es un gas utilizado en el sector agrícola para el tratamiento de control de plagas y desinfección de suelos o sustratos.
En ese sentido, el organismo impulsa el llamado proyecto Tierra Santa. Su coordinadora, Analía Puerta, asegura que se ha logrado una sustitución de esta sustancia en un 90% mediante el uso de diversas alternativas, según el cultivo y la región.

Entre las alternativas sustentables se encuentran las químicas (1,3 dicloropropeno + cloropicrina; Metam Sodio; Metam Amonio), las físicas como la solarización y el vapor de agua, y la biofumigación.

Estas tres últimas técnicas no contaminantes resultan muy prometedoras a futuro en la medida que se logre su debida difusión y aplicación en cultivos  de frutilla, hortalizas bajo cubierta y ornamentales.

La solarización es el  uso de la energía solar para pasteurizar el suelo con el fin de reducir la población de patógenos y malezas sin utilizar plaguicidas de síntesis química.

El vapor de agua, por su lado, consiste en aplicar un flujo de vapor que pasa a través del suelo o sustrato, eleva la temperatura y destruye los organismos perjudiciales para el cultivo.

La biofumigación es el control de plagas y patógenos del suelo por medio de la liberación de compuestos originados naturalmente de la descomposición de residuos orgánicos.

El proyecto “Tierra Sana” cuenta con el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI).

El proyecto está estructurado en una coordinación nacional con equipos técnicos regionales (ETR), con sede operativa en las agencias de extensión y experimentales del INTA ubicados en el AMBA, Mar del Plata, Santa Fe, Bella Vista (Corrientes), Famaillá (Tucumán), Yuto (Salta/Jujuy), Cruz del Eje (Córdoba) y La Consulta (San Juan).

 Fuente  y fotografía: INTA

 

Te puede interesar