La solución es la Educación

Espacio Joven 15 de octubre de 2019 Por
Sin importar la edad, las personas no perdemos las ganas de seguir aprendiendo.
educacion

 “Nunca es tarde para aprender” y “El peor enemigo de un gobierno corrupto es un pueblo culto” son dos frases populares que calaron hondo en mi mente.

En mi opinión, negar ambos hechos es rendirse ante una sociedad que cada vez es más sensible a distraerse con banalidades.

Queda demostrado que, entre tantas distracciones, las personas no perdemos las ganas de aprender. Sean adolescentes o adultos mayores, el aprendizaje es un bien valioso.

Es así que, en José León Suárez (partido de San Martín), existe el Centro de Formación Profesional  N°404 «San Francisco de Asís» y funciona de lunes a viernes desde las 13:30 horas hasta las 21:30 horas. Cuenta con más de 15 cursos que van desde la electricidad, la informática, y la cosmetología hasta huerta y gestión administrativa. El centro se costea mediante un bono contribución de 100 pesos mensuales.

El CFP se encuentra en el mismo edificio que una escuela secundaria técnica, por lo tanto, algunos alumnos adolescentes también asisten a los cursos. A pesar de los ajetreados horarios, los chicos siguen estudiando.

Un ejemplo de esto es la estudiante Camila P., que actualmente cursa al sexto año de la modalidad multimedios. Ella comienza su día escolar a las 7:30 de la mañana, sigue durante la tarde estudiando los talleres correspondientes a su modalidad, y luego de las 17:30 horas, asiste al curso «Diseño proyectual asistido por computadora», el cual finaliza a las 21:30 horas, y se dicta los lunes y jueves.

Al igual que Camila, varios alumnos de sexto año (en total, 15) también cursan en el CFP. No solo ellos, sino que también estudiantes universitarios y adultos con trabajo se dan el espacio para asistir al CFP. Mantener un día atareado no los detiene ni les impide estudiar.

Ya no quedan excusas. Ni el costo ni los horarios ni la edad son excusas válidas para no seguir capacitándose. Es necesario que, como personas, nos actualicemos cada día. Leyendo, buscando información, asistiendo a talleres, cursos, seminarios, o charlas.

Todo lo que nos rodea es información para nutrir nuestro cerebro, y es necesario siempre seguir aprendiendo, con el fin de ser cada día más cultos. La educación es el poder que nos permite rebelarnos ante aquellos que deseen manipularnos o someternos. Sigamos aprendiendo.

Por Micaela Obino

Te puede interesar