La Justicia ordenó al Gobierno porteño realizar un chequeo de temperatura de una vivienda sin calefacción

Judiciales 09 de julio de 2020
Allí vive una mujer que padece HIV junto a un hijo autista y otro asmático. Un funcionario deberá permanecer en el departamento durante 8 horas controlando la temperatura.
jcyt

El titular del Juzgado en lo Contencioso Administrativo y Tributario n.° 2 de la Ciudad de Buenos Aires, Andrés Gallardo, ordenó al GCBA a verificar la temperatura ambiente y su tolerancia en una vivienda familiar que carece de calefacción, habilitando días y horas inhábiles correspondientes al 8, 9, 10, 11 y 12 de julio.

El departamento está compuesto por una mujer que padece HIV, y dos hijos (uno autista y el otro asmático).

La mujer, patrocinada por el Consultorio Jurídico Gratuito de la Universidad de Buenos Aires, solicitó que “se intime al GCBA a efectuar el depósito de la suma de quince mil setecientos noventa y ocho pesos ($ 15.798) –como solución alternativa para paliar la situación en que se encuentra inmersa– o, a entregar dos Vitroconvectores Calefactores Eléctricos de 2000”.

Para ella es de suma importancia el poder contar con un ambiente debidamente calefaccionado, a fin de no contraer enfermedades respiratorias, pulmonares o relacionadas con las bajas temperaturas.

En este sentido, remarcó que “se encuentra dentro del grupo de personas de riesgo frente la posibilidad de contraer COVID-19, en virtud de las graves enfermedades preexistentes y las importantes limitaciones de recursos personales y económicos”.

Según lo resuelto por el magistrado, un funcionario deberá asistir “al departamento del grupo familiar actor a efectos de verificar in situ la temperatura efectivamente registrada y la percibida en dicha vivienda”.

Respecto a la verificación, puntualizó que “deberá llevarse a cabo el día que el Servicio Meteorológico Nacional prevea similar temperatura al día en que la actora denunció el problema en cuestión (6° de mínima y 12° de máxima) y por ocho horas”.

“Se constatará, mediante un termógrafo ambiental digital, en un espacio en el no se disponga de elemento alguno de calefacción. El funcionario deberá permanecer durante las 8 horas controlando cada media hora la temperatura interior del inmueble y percibiéndola”.

Especificó que “al día siguiente de la constatación la persona designada deberá describir en un informe circunstanciado su percepción sensorial respecto a la temperatura ambiental registrada”.

Además dispuso, bajo apercibimiento de embargo, que “de no cumplirse con la designación dispuesta dentro del plazo indicado, o en su caso no prestando consentimiento la actora con tal diligencia, deberá el GCBA hacer entrega a la actora de dos Vitroconvectores Calefactores Eléctricos de 2000 kw o depositar inmediatamente la suma de 15.798 psos a fin de solventar la compra”.

El magistrado sostuvo que “cabe preguntarse cómo pretende el GCBA que la actora, quien no cuenta con empleo estable, carece de instrucción, padece HIV, se encuentra a cargo de los niños M. y R. –los cuales sufren graves problemas de salud, trastorno del espectro autista y asma respectivamente, dependiendo totalmente de su madre– pueda afrontar por sí sola la problemática que atraviesa. Una vez más, ninguna propuesta asoma», subrayó el magistrado”

Afirmó que “el GCBA, sin aparentes ánimos de brindar una solución a la problemática del grupo actor, ha puesto incesantes trabas a la superación de las problemáticas que enfrentan y los empuja a una situación oprobiosa, que dista considerablemente de la más básica dignidad humana. El GCBA parece estar supeditando las eventuales soluciones a una enérgica queja previa, que finalmente, luego de la consabida fatiga, devenga en alguna salida satisfactoria”.

Por último, se refirió a este fin de semana largo, “al momento de resolver la presente, nos encontramos de cara a un fin de semana largo: los días 8 (en sus horas excedentes al día judicial hábil), 9, 10, 11 y 12 de julio”.

“Ahora bien, durante tales días inhábiles el invierno y sus bajas temperaturas persistirán, los representantes del Poder Ejecutivo seguirán ostentando sus competencias desde su seguramente calefaccionado hogar y por teletrabajo, y lo propio haremos los del Poder Judicial llamando a cumplir con el cometido constitucional. También, persistirá durante ese tiempo, la necesidad de la actora de calefaccionar su hogar, en cuidado suyo, de su hija y de su hijo, todos enfermos, todos pobres y también todos solos”, concluyó Andrés Gallardo.

Fuente: IJudicial

Te puede interesar