La Defensoría del Pueblo bonaerense formalizó el pedido para que le quiten la concesión a Edesur 

Sociedad 23 de julio de 2020
Tras los reclamos por corte del servicio y por considerar que se agotaron todas las instancias para que la empresa se comprometa a realizar las inversiones, envió al ENRE un pedido formal para que le quite la concesión. 
defpuebloba
defpuebloba

Finalmente, la Defensoría del Pueblo bonaerense oficializó el pedido ante el Ente Nacional Regulador de Energía (ENRE) para que le quiten la concesión a Edesur. 

En el reclamo, la Defensoría consideró que la empresa no se encuentra en condiciones de prestar el servicio del cual es concesionaria, motivo por el cual solicitó al ENRE la rescisión de la concesión debido a las fallas en el suministro eléctrico y en los planes de obras a los que no llevó adelante a pesar de comprometerse a ello. 

Según lo precisado por el Organismo, se agotaron las instancias de diálogo con Edesur. En este sentido, se intentaron mediaciones con los municipios afectados, se promovieron acciones judiciales y reuniones en la sede de la Defensoría, además de las multas que le aplicó el propio ENRE en 2018 y 2019, y de todos los reclamos recibidos por el organismo. 

El titular de la Defensoría, Guido Lorenzino, sostuvo que “Edesur no cumple con la prestación adecuada del servicio público en condiciones de regularidad, calidad técnica adecuada y continuidad. El crecimiento de reclamos en la Defensoría en los últimos meses muestran las deficiencias en la prestación y los contratiempos para los usuarios debido a la falta de inversiones por parte de la empresa”. 

Días atrás, tras una reunión virtual con intendentes de distritos afectados, Lorenzino expresó que los reclamos contra Edesur crecieron un 70 por ciento con respecto al año anterior, siendo la empresa más denunciada por los bonaerenses. 

Frente a esta situación, la Defensoría le pidió formalmente al ENRE que “arbitre todos los medios a su alcance a fin constatar la situación descripta y eventualmente sancionar a la empresa con la máxima de las penas que existen dentro de las normas que regulan la concesión vigente, que es la revocación de la concesión a Edesur”. 

El Organismo considera que existe una “flagrante vulneración de los derechos de los usuarios”. 

A su vez, el organismo indicó que la provisión de los servicios públicos es un derecho humano esencial que exige que no sea interrumpido, una obligación que Edesur no cumple en distintos lugares del área de concesión. A ello, le suma el carácter monopólico de su prestación, convirtiendo a los usuarios en clientes cautivos de la empresa, dejándolos sin libertad de decisión y elección, con la única opción de aceptar el servicio que le es impuesto o quedarse sin él. 

Fuente: Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar