Condenaron a dos exjueces del Tribunal Superior de Justicia de Formosa por encubrir delitos de lesa humanidad

Judiciales 05 de julio de 2022
Fue por ser coautores de los delitos de abuso de autoridad, incumplimiento de los deberes de funcionario público y encubrimiento de los secuestros, torturas y desapariciones de los que fueron víctimas siete trabajadores y trabajadoras judiciales durante la última dictadura cívico militar.
fiscales

El Tribunal Oral Federal de Formosa condenó a los exjueces del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de esa provincia, Bernardo Alfredo Montoya y Jorge Demetrio Vázquez Rey. 

Recibieron penas de un año y ocho meses de prisión cada uno como coautores de los delitos de abuso de autoridad, incumplimiento de los deberes de funcionario público y encubrimiento de los secuestros, torturas y desapariciones de los que fueron víctimas un grupo de siete empleados y empleadas del fuero provincial durante la última dictadura cívico militar.

Además, el tribunal compuesto por Rubén David Oscar Quiñones, Mariela Emilce Rojas y Roberto Manuel López les fijó la inhabilitación especial por tres años y cuatro meses para desempeñarse como funcionarios públicos.

El MPF estuvo representado por el fiscal general Carlos Martín Amad, asistido por el auxiliar fiscal Mauricio Romero. La instrucción de la causa estuvo a cargo del fiscal federal de Corrientes, Flavio Ferrini.

Pedido de 14 años e inhabilitación absoluta

Durante su alegato, la fiscalía había solicitado14 años de prisión e inhabilitación absoluta y perpetua para desempeñarse en cargos públicos para los exjueces del Tribunal Superior de Justicia. Amad había calificado los delitos imputados a los exmagistrados como crímenes de lesa humanidad "porque fueron ejecutados dentro del plan criminal de la dictadura militar".

Las víctimas cuyos casos se abordaron en el juicio son Elsa Alicia Chagra, Ángela Colman, Raquel Levi, Adriano Acosta, Andrés Medina, Mirta Leónidas Insfrán y Ricardo Borgne, quienes militaban en la Asociación Judicial de Formosa. El grupo fue secuestrado en su mayoría el 5 de agosto de 1976, salvo Chagra, a quien apresaron un día antes. Insfran y Borgne, que eran pareja, continúan desaparecidos, mientras que el resto recuperó la libertad en diferentes momentos.

Fuente: Fiscales.gob.ar

Boletín de noticias