A trece años de la desaparición de Jorge Julio López

Judiciales 21 de septiembre de 2019
La Justicia no deja de investigar la desaparición del testigo víctima de causas por crímenes de lesa humanidad ocurridos durante la última dictadura militar.
jorgejuliolopez

El 18 de septiembre de 2006, Jorge Julio López, testigo víctima de causas por crímenes de lesa humanidad que tramitan ante los tribunales federales de la ciudad de La Plata, desaparecía sin dejar rastros de su paradero hasta la fecha.

Al cumplirse 13 años de este hecho, el Ministerio Público Fiscal, a través de una nota publicada en el sitio fiscales.gob.ar, consideró importe que  la comunidad conozca que la causa se encuentra en pleno trámite y cuáles son las principales vías que mantienen ocupada a esta Fiscalía en la búsqueda de López.
La instrucción de la causa FLP 509/2008, caratulada "López, Jorge Julio s/desaparición forzada de persona", del registro de la Secretaría N°3 del Juzgado Federal N°1 de La Plata, fue delegada desde 2009 en la Unidad Fiscal creada por resolución PGN 46/02 para intervenir en los procesos por violaciones a los derechos humanos durante la época del terrorismo de Estado -y conexos- en esa jurisdicción. Desde agosto de 2018, su  coordinador es el fiscal general ante los tribunales orales federales de La Plata, Hernán I. Schapiro.

La investigación judicial se centra principalmente en dos líneas: la búsqueda a través del cotejo de las huellas dactilares de López (o, eventualmente, con el cotejo de material genético de sus descendientes directos) con las de cuerpos NN aparecidos en diferentes lugares del país desde 2006 a la fecha y la obtención de evidencia en el análisis de millones de registros telefónicos obtenidos durante los primeros años de investigación.

Se aclara que existen otras además de las mencionadas, pero que no pueden revelarse públicamente para  no perjudicar el avance de medidas dispuestas.

La Unidad Fiscal realiza una búsqueda entre los cuerpos no identificados hallados en todo el país desde el año 2006  y para ello recibe la colaboración del Sistema Federal de Búsqueda de Personas Desaparecidas (SIFEBU), que depende de la Secretaría de Cooperación con los Poderes Constitucionales del Ministerio de Seguridad de la Nación; con el Equipo Argentino de Antropología Forense; y con la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas de la Procuración General de la Nación.

Este año se convocó además a la Dirección General de Investigaciones y Apoyo Tecnológico a la Investigación Penal (DATIP), de la Procuración General de la Nación, cuyo trabajo se centra en obtener conclusiones acerca de los teléfonos vinculados a diferentes pistas de la causa en un universo de más de cinco millones de registros obtenidos durante la pesquisa.

 

Fuente: Fiscales.gob.ar

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar